En 1987, el CIDEM (Centre d’Innovació i de Desenvolupament Empresarial) y el Consorci de la Zona Franca de Barcelona constituyeron la sociedad Parc Tecnològic del Vallès, S.A., como entidad gestora de la primera fase del Área Tecnológica de Cerdanyola con los siguientes objetivos:

Generar sinergias entre empresas e instituciones gracias a la complementariedad de sus actividades, la proximidad física y el conocimiento personal.

Proporcionar a las empresas que se instalaron en el Parc un conjunto de servicios de calidad que les permita competir en igualdad de condiciones independientemente de su tamaño.

Fomentar el acercamiento de las empresas a las fuentes de conocimiento de nuestro país.

Convertirse en una plataforma de lanzamiento para nuevos proyectos empresariales de contenido tecnológico.

Las primeras empresas se instalaron en el Parc en abril de 1989.